Nací en Madrid en 1975. De pequeño quería ser astronauta, y me encantaban los libros que explicaban los planetas, el cosmos y las naves espaciales. Luego los fui cambiando progresivamente por libros que intentaban explicar lo que no vemos y ni sabemos que sentimos. Sigo en ello, buscando respuestas. Me enseñaron a amar los libros de una manera diferente, pero tendrás que leerme para entender de qué te hablo.Nicholas Avedon Portrait

De lunes a viernes, vivo enterrado en una oficina, pero por las noches me quito y el disfraz y Ávedon (sí, con tilde) escribe lo que siente. Me gustan los finales felices y que mis personajes tengan que sufrir y desollarse por el camino. Mis universos están llenos de cielos grises, mentiras y emociones intensas. No obstante me gusta pensar que en todas mis historias hay siempre esperanza y belleza escondida entre la porquería del ser humano.

Leo prácticamente de todo, me da igual el género, aunque veo distopías por todas partes. Por eso mis novelas y mis relatos tocan aspectos que incluyen el género fantástico, la novela negra o la ciencia ficción. En todos ellos hay pasiones humanas; siempre por delante de la trama, ya que considero los personajes como lo más importante de una historia.

Soy padre de dos niños, R. una niña de cinco años y de G. un niño de tres años. Puedo decir sin género de duda que me han cambiado la vida y que me he transformado en padre, como un gusano se transforma en una polilla. Tanto me ha gustado la experiencia que hasta he escrito un libro sobre ello, y mira que soy un escritor muy serio. Se titula «Cariño hemos malcriado a los niños» y puedes ver más sobre él y otros libros en mi web de autor, nicholasavedon.com

A finales de 2016, tras cuatro años de trabajo, publiqué mi primera novela: “11,4sueños luz,” un thriller distópico con tintes ciberpunk. Al principios de 2017 publiqué “Histerias ficticias“, una recopilación de relatos cortos y una novelette“Vuelta a casa”, que contiene noir, ciencia ficción y fantástico, entre otros géneros. En abril de 2018 he publicado mi segunda novela, “Lágrimas negras de Brin“, una vuelta al universo de “11,4 sueños luz”, funcionando tanto como precuela como segunda parte.